Cuestiones Legales

En España no son pocos los casos de abogados y economistas, incluso arquitectos,  dirigiendo las empresas de nuevas tecnologías, como si valiera cualquier cosa antes que una persona que haya cursado estudios del sector. Eso sí, cada poco aparecen en las noticias juicios entre empresas por alguna cuestión de patentes, y no es despreciable la cantidad de dinero que hay siempre en juego. Tampoco falta el juego sucio, un enfrentamiento entre Google y Facebook derivo en una campaña de desprestigio secreta (realizada por la empresa asesora de imagen de Hillary Clinton, contratada por Facebook), con comentarios negativos contra Google en blogs a cambio de dinero. A menudo también chocan los intereses de las grandes empresas del sector: Google, Apple, Microsoft y Adobe (aunque por dinero de esta ultima es muy inferior comparada con las otras) han mantenido un fuerte pulso por el nuevo estándar HTML5 para los navegadores de internet, cada uno mirando por sus intereses, unos queriendo incluir codecs de vídeo patentados, Google apostando por su codec de vídeo libre, aunque junto a Microsoft y Adobe quieren incluir DRM (código cerrado para protección anticopia) en contra de la opinión de la Free Software Foundation… se trata de posiblemente el medio que más se usará para transmitir televisión, vídeo y música online, lo que no es moco de pavo. Hasta hace unos años era muy difícil ver vídeos y televisiones online con linux puesto que los programas de Microsoft-Windows Media, Apple-Quicktime, RealPlayer, Sun-Java, Macromedia o Adobe Flash Player y los de otras empresas privadas dominaban el sector y para la mayoría no existían plugins estables en linux. Con el tiempo Adobe y su plugin flashplayer se quedó con todo el pastel y dejando de lado a linux. No sólo los grandes pretenden derrocar el dominio de flashplayer (Microsoft con su fracasada alternativa Silverlight, Apple impidiendo el plugin en sus Iphone, Google activando HTML5 en Youtube), muchos usuarios de software libre llevan bastante tiempo esperando que el estándar se aclare, que los navegadores mejoren la eficiencia y compatibilidad HTML5, ya que con características de diseño avanzado estándar en las paginas web y el vídeo incrustado estandarizado y libre como quiere Google, y con software libre para diseñarlas, el famoso Flash Player de Adobe (y sus productos derivados de pago), a día de hoy casi imprescindible, ya no tendría importancia, aunque parece que la cosa va para largo y flashplayer sigue siendo muy utilizado. Debe ser que estos tejemanejes sólo los entienden los políticos españoles y sus amigos. También son motivo de artículos las patentes que se formalizan continuamente, sobre todo las multinacionales, con casos que llegan a un extremo tan absurdo que valdrían de inspiración para varios programas de televisión de humor. Dejando la fina ironía y los grandes asuntos, lo cierto es que el usuario de software libre, da igual si se está a favor o en contra de las patentes y el lucro exagerado, debe cumplir la legislación como todo el mundo, y especialmente el programador de linux debe asesorarse o estudiar algo de legislación si pretende evitar conflictos legales y para elegir como desea que sea utilizado su programa, ya que hay varias licencias libres con importantes matices diferenciadores.

Richard Stallman
Richard Stallman

Las varias licencias libres que existen provocan discrepancias dentro de la comunidad de software libre, el caso más conocido fue el proceso de adopción de la nueva licencia GPL versión 3 para sustituir a la versión 2, con posiciones enfrentadas entre la Free Software Fundation, o el proyecto GNU liderado por Richard Stallman, y el líder del kernel linux, Linus Torvalds. Richard Stallman es considerado un extremista de izquierdas mientras que a Linus Torvalds se le achaca el ser permisivo con las empresas informáticas con ánimo de lucro. La licencia GPL 3 es la más utilizada, y es bastante restrictiva según sus críticos, ya que protege más que la versión 2 ante los programas patentados, aunque existe una licencia optativa más permisiva, la LGPL 3. La licencia GPL 3 es del agrado de la Free Software Fundation, mientras Linus Torvalds continua licenciando el kernel con la GPL versión 2 por ser menos restrictiva.

Licencia GNU-GPL

La licencia GPL 3 nunca impide el uso de sus programas para las empresas comerciales, es decir, no es para las ONGs, como tampoco impide que el departamento de informática de una empresa distribuya o mejore un programa… siempre que lo licencie con la GPL 3. Es una licencia libre para el software libre, no para productos de los demás sectores, y sus restricciones pretenden que el software sea siempre libre. Aparte existen muchas otras licencias, aunque al ser la GPL 3 tan famosa ahoga a las demás alternativas, la licencia BSD permite total libertad de uso, quizás seria la idea de libertad o libertinaje más cercano al que menciona a veces la derechona española, por ejemplo cuando habla de que pueden beber vino antes de conducir o en la política económica laissez faire (“dejen hacer, dejen pasar”), por lo que supongo debe ser la licencia libre que más les gustaría si algún día se les ocurriera apoyar el software libre. Otros muchos critican sus graves carencias (en la mayoría de los casos) a la hora de proteger el concepto de software libre, tanta libertad permite que cualquier programador o empresa puede patentar y lucrarse con códigos derivados de un programa BSD, de esto se aprovecha Apple ya que su sistema operativo MacOS proviene de FreeBSD. Otra licencia muy conocida es la Creative Commons , con varias opciones más o menos restrictivas que se eligen a voluntad, se ideó para contenidos (música, vídeos, imágenes, libros, páginas web,…) y se puede usar para trabajos relacionados con un programa informático.

Las licencias libres son gratuitas y no es necesario darse de alta ni avisar a ninguna organización de su utilización, tan solo advertirlo en el programa o contenido tal y como indica cada licencia, a cambio da una base legal para los creadores, aunque la cobertura legal (abogados y demás costes de posibles juicios) es otra cuestión, si se pertenece a un grupo importante o es un trabajo conocido no debería haber problemas para conseguir el apoyo necesario si se llegan a dar conflictos legales, aunque evidentemente para los que no dispongan de recursos de poco les valdría tener el producto licenciado sin más. En el caso de la licencia GPL se pueden denunciar violaciones de licencias de los programas de la Free Software Foundation en su página web, también ofrecen asistencia a otros propietarios de programas GPL.

Otro problema de las licencias libres es el de la validez fuera de Estados Unidos, porque son licencias creadas con la legislación de este país, aunque el software sea evidentemente un producto internacional. En España no esta muy claro si tendrían la misma validez, algunos detalles deberían ser adaptados a la legislación española o deberían ser aprobadas por un juez, y en la traducción española de la GPL3 se advierte que no es un texto oficial como el original en inglés.

Máquina Enigma

Las particulares leyes norteamericanas, durante la administración Clinton, quisieron prohibir la distribución de software criptográfico que impidiera espiar a los norteamericanos, lo que provocó numerosas protestas de sus ciudadanos. Por otra parte, hasta hace poco existían dos repositorios de paquetes o distribuciones oficiales debian, la non-us y la us (United States), debido a las leyes restrictivas de Estados Unidos contra la exportación de productos útiles para tecnología militar que incluía el software para el almacenamiento de información cifrada y las comunicaciones criptográficas, en este caso la versión non-us ofrecía menos opciones criptográficas para los usuarios no estadounidenses. Actualmente también existen leyes en Estados Unidos que impiden la exportación de tecnología que pudiera favorecer a países enemigos, en concreto a los países del denominado eje del mal: Cuba , Irán, Siria, Corea del Norte, …

Fork de LibreOffice

También se dan casos donde el programador o empresa creadora del software cambia la licencia de una día para otro, ya que tienen este derecho, cuando las licencias dejan de ser libres o hay condiciones problemáticas suele acarrear la migración de los usuarios y programadores colaboradores de la comunidad libre que en principio se unieron al programa por ser libre, entonces se crea un nuevo proyecto derivado o fork. Algunas veces el cambio masivo al proyecto derivado hace que la empresa cambie de opinión. Aunque un programa cambie de licencia todo el código anterior al cambio sigue estando bajo una licencia libre, y esto permite que el programa derivado siga siendo libre. Otro caso muy habitual son los proyectos libres paralelos al privativo o patentado, y que apoya una multinacional o empresa de software y cuentan con la aprobación de la mayoría de la comunidad libre. Las diferencias entre la versión patentada y la libre del programa suelen ser mínimas, es el caso del navegador Google Chrome y el libre Chromium, el virtualizador Virtualbox y su versión libre Virtualbox OSE, o el programa de edición de vídeo Cinelerra y Cinelerra Community.

Por otra parte existen aplicaciones con doble licencia, por ejemplo la base de datos MySQL de Oracle, la licencia GPL de MySQL obliga a que la distribución de cualquier producto derivado se haga bajo esa misma licencia, pero si un desarrollador desea incorporar MySQL en su producto y desea distribuirlo bajo otra licencia que no sea la GPL, puede adquirir una licencia comercial de MySQL que le permite hacer justamente eso.

No son pocos los casos de grandes empresas y multinacionales colaborando con el software libre, una habitual es Google que aportó una cantidad desorbitada de dinero a la fundación mozilla , otras empresas hacen libres aplicaciones patentadas (como Google con el codec de vídeo VP8), gracias a las cuales linux proporciona algunos de los programas más competitivos y atractivos para el mercado del consumidor. Sobre esto desconocemos la opinión de Richard Stallman pero viene ocurriendo desde siempre.

En el caso de usuarios de debian linux, una de las “grandes”, nos encontramos con una distribución algo quisquillosa con las licencias libres, aunque las hay peores, ya que más que una cuestión legal es a criterio escoger que licencias o programas cumplen con los requisitos de lo que seria un software libre. Es frecuente que una multinacional, fundación o incluso pequeñas empresas licencien sus programas con una licencia libre propia para cambiar algún detalle que les interese, al tratarse de clausulas algo complicadas, y suele haber más de una versión de cada licencia, lo mejor es comprobar si la comunidad libre las han validado como compatibles con el software libre, pudiendo coexistir varias licencias libres en un misma aplicación que reutilice código de diferentes fuentes. Por incompatibilidades de las licencias el navegador Firefox se llama Iceweasel en debian (hubo un problema con la licencia de las marcas registradas de la fundación mozilla), o ha habido kernels oficiales compilados sin la opción para instalar el controlador patentado de las tarjetas gráficas Nvidia por una porción de código binario (sin código fuente) que incluía el kernel de linux.

Por otra parte, el sistema operativo Android para móviles está basado en el kernel linux y en OpenJava de Oracle, aunque Google y Oracle están enzarzados en litigios por el uso que hace Android de librerías patentadas de Java. Pero aunque Android sea libre, las aplicaciones que instalan los usuarios de la tienda Google Play no lo son (unas son de pago y otras incluyen publicidad), además las aplicaciones de Google también están patentadas, y los fabricantes no hacen libres los controladores de los dispositivos de los móviles haciendo imposible a los usuarios modificar ni actualizar Android salvo por métodos indirectos (ingeniería inversa o copia de un controlador binario) y sólo en algunos modelos de móviles. Google y los fabricantes de móviles se han encargado de explotar las características comerciales de Android, dejando su porción libre casi en el oscurantismo.

Ipod

Otro punto importante son el uso de formatos de archivo patentados, aunque sean gratuitos y los incluyan los programas libres en las distribuciones linux. Por ejemplo, casi todos los linux, incluido debian, pueden reproducir, codificar y transmitir archivos de musica MP3 y archivos de vídeo MPEG-4 , formatos que están patentados, que pueden requerir el pago de royalties si se cumplen unas determinadas condiciones, al igual que en Windows o cualquier otro sistema operativo o aparato donde se utilicen (reproductores MP3, móviles, DVD, …). En el caso de difundirse contenido en MPEG-4 con carácter comercial a más de 50.000 usuarios los royalties son de 25 centavos de dólar por suscriptor o 2 centavos por hora, con un máximo de 1 millón de dólares anual. Para música y vídeo Richard Stallman incide en sólo utilizar formatos libres como el OGG y el VP8 (WebM), este último formato de vídeo lo compró e hizo libre Google.

Como resumen, los usuarios de linux con fines no comerciales, usuarios normales finales, normalmente no se deben preocupar por las licencias salvo por cuestiones filosóficas. En cuanto a los programadores y empresas que estén dispuestas a desarrollar programas lo más recomendable es utilizar software libre teniendo en cuenta las distintas licencias, son pocas las más utilizadas, quizás hay que tener más cuidado con las imágenes y marcas registradas, y en caso de necesitar una función patentada normalmente es legal la ingeniería inversa o crear un código propio que haga lo mismo. Claro que como cada día se ven más patentes absurdas hay que andarse con pies de plomo… a este paso cualquier día aprobarán una patente y habrá que pagar royalties por mirar el ordenador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s