¿Por qué linux no despega?

Siempre se dice que linux es el mejor sistema operativo y además es gratuito, por lo que es difícil entender cómo puede ser que se use tan poco entre los usuarios normales, un caso algo distinto al del sector empresarial donde linux es mucho más usado sobre todo cuanto más grandes son las empresas. A pesar de que linux ya se ha desprendido del sambenito sobre que era sólo para expertos y muy difícil de usar, no deja de tener algunos inconvenientes, otra cosa es analizar si estos puntos negativos se deben a linux en si o son de origen externo.

En un mundo dominado por el marketing la falta de publicidad que recibe linux es vital. La inmensa mayoría de distribuciones linux son proyectos sin ánimo de lucro, las fuentes de financiación son donativos y la venta de merchandising, con lo que poco más que cubren gastos. Las grandes distribuciones con capacidad económica son tres: Red Hat, Novell-Suse, ambas empresas privadas centradas en el mercado empresarial, y posiblemente Ubuntu, sin embargo su potencial está muy lejos del de Microsoft-Windows y Apple, y difícilmente veremos anuncios suyos en televisión ni en páginas web. Esto también tiene como consecuencia que entren en juego los intereses económicos de los medios de comunicación, lógicamente es de esperar que favorecerán al que les paga, y resulta extraño oír nombrar a linux en programas o reportajes relacionados con la informática.

En 2008 desapareció el fundador de CentOS con las claves de los fondos comunitarios
En 2008 desapareció el fundador de CentOS con las claves de los fondos comunitarios

Otro factor que juega en contra de linux es su preinstalación en equipos, prácticamente no hay ordenadores con linux preinstalado y además en España es probable que algunos tenderos vendan ordenadores con Windows pirata. Hace unos años algunos fabricantes comenzaron a vender miniportátiles o netbooks con linux preinstalado, lo ofrecían como alternativa barata a Windows, sin embargo su bajo coste también se debía a un hardware muy inferior a su contraparte Windows, esto unido a otros factores, como un flashplayer poco optimizado para linux, los hacían parecer una opción menos atractiva.

Además de la dificultad de instalar linux para los neófitos, también puede haber complicaciones a la hora de instalar Linux en ordenadores o portátiles con placas base UEFI, por el Secure Boot de Microsoft que ahora deja a elección de los fabricantes el impedir su desactivación lo que imposibilita instalar las distribuciones linux totalmente libres, aunque actualmente las grandes distribuciones se suelen instalar sin problemas. O en portátiles de fabricantes que ocupan las 4 particiones primarias con sus sistemas de rescate para Windows, el necesario borrado de una de estas particiones para instalar linux invalidaría la garantía. Son problemas que pueden echar para atrás a los usuarios con menos ganas de instalar linux.

No podemos olvidar la dificultad o imposibilidad que tuvieron los usuarios para instalar linux por la falta de controladores de los Winmodems y, poco después, de las tarjetas Wifi durante los primeros años de sus ventas masivas, cuando linux era cada vez más accesible y siendo linux un sistema operativo muy dependiente de internet. Hoy día cada vez es más fácil encontrar ordenadores que automáticamente funcionan a la primera con linux, pero la incertidumbre sobre el hardware y el software sigue existiendo. Nunca se puede estar seguro de si un componente o periférico funcionará en linux, además los conocimientos sobre linux de los tenderos suelen ser nulos, o de si un determinado programa tendrá una alternativa válida en linux. La realidad es que nadie debe esperar una copia de los programas Windows en linux, siendo unos programas mejores en Windows y otros en linux, aunque en linux todavía hay graves carencias en cuanto a los programas profesionales de diseño gráfico y multimedia más populares, en cambio en Windows se debe estar dispuesto a buscar y probar, y también se debe estar dispuesto a pagar o piratear, entre las demasiadas opciones que existen para encontrar una solución al menos mejor que la de por defecto en linux. En linux también se pueden ejecutar programas Windows con wine o con virtualizadores, pero el emulador wine está lejos de ser una panacea, mientras que la virtualización requiere instalar y mantener un Windows como si de otro ordenador se tratase, además debemos pagar licencias Windows si queremos usarlo legalmente.

Plataforma de juegos Steam

Con respecto a la comparación con el software Windows no podemos dejar de mencionar la menor cantidad de juegos que existe en linux, son muchos los usuarios de ordenadores que quieren jugar a los títulos más conocidos, pero en linux es más difícil encontrarlos, además de las complicaciones que ponen los fabricantes de tarjetas gráficas con los controladores linux. La plataforma de juegos Steam en su versión para linux y el emulador Wine (sobre todo con Gallium Nine) o la virtualización (sobre todo con passthrough), están ayudando a dar la vuelta a la situación.

Adobe Flash Player

Como tampoco debemos dejar de mencionar al plugin de los navegadores Adobe Flash Player como uno de los culpables de que no se use más linux. Esta empresa ha estado haciendo toda clase de perrerías con linux, por ejemplo hace años que ha dejado de actualizar su flashplayer para Firefox salvo para fallos graves de seguridad, y la aceleración hardware pocos la han podido disfrutar en linux. Además, las alternativas libres a flashplayer (que siempre incluyen aceleración hardware) no terminan de funcionar en todos los sitios web porque Adobe no da información técnica. Sólo desde hace pocos meses existe un programa wrapper con el que todos los navegadores de código abierto pueden usar con bastante funcionalidad el plugin del navegador Google Chrome de código cerrado, Adobe mantiene una colaboración con Google y en este navegador sí está disponible la última versión del plugin. A pesar de los intentos de los grandes de internet por derrocar al plugin de Adobe, se podría afirmar que flashplayer es imprescindible para los usuarios normales de ordenadores (al menos hasta que el estándar HTML5 se implante): para vídeos y TV online, muchos juegos online, gráficos interactivos de los periódicos, sitios webs que lo requieren como las apuestas deportivas, casinos, loterías, etc. y siendo utilizado constantemente en el navegador y habiendo funcionado en linux peor que en Windows, sobre todo en ordenadores menos potentes, no es de extrañar que muchos usuarios no hayan querido cambiar de sistema operativo.

Entre usuarios expertos siempre surge la búsqueda de las comparativas que corroboren lo que tanto se oye decir sobre linux, sin embargo es muy fácil encontrar muchas comparativas que contradicen lo que parece la evidente superioridad de linux en todos los aspectos. No deja de sorprender ver a Windows más seguro que linux, o más rápido que linux, incluso más barato, pero es lo que cualquiera que busque encontrará con demasiada frecuencia. Al margen de la gracia que pueda hacer, aunque la informática sea una ciencia exacta, y tal vez de las más exactas que existen, siempre se puede favorecer a uno u otro cambiando una coma, incluso con menos. A veces se han encontrado comparativas de empresas que están relacionadas con Microsoft, siempre se debe sospechar de análisis que no indiquen los datos exactos, no basta con soltar los números en bruto y a saber en qué condiciones. Tampoco se suele tener en cuenta que existen muchas distribuciones linux, funcionando en distintos tipos de arquitecturas incluso en ordenadores obsoletos, que linux puede ser modificado y optimizado libremente y que son necesarios usuarios capacitados o entrenados que no siempre se encuentran, precisamente, por la escasa implantación de linux entre los usuarios normales debido a la omnipresencia de Windows. Lo cierto es que estas informaciones que a veces aparecen en medios especializados son una fuente de dudas contra linux y no se puede comprobar fácilmente su veracidad.

En el aspecto técnico pueden aparecer incompatibilidades en los nombres de archivo y juego de caracteres usados en Windows, por ejemplo en los dispositivos con sistemas de archivos FAT cuando se utilizan caracteres de la codificación propia de Microsoft Windows-1252 que no son iguales al estándar iso8859-15 del español (al igual que ocurre con otros idiomas). Estos y otros problemas técnicos son incompatibilidades de Windows por no cumplir los estándares internacionales que sí sigue linux, gran parte de los usuarios de ordenadores creen que son mejores y una norma oficial cuando sólo son productos patentados, ni mejores ni peores, fruto de la posición dominante de Microsoft.

Linux es comunismo

Por último y no menos importante, entre los hándicaps contra el uso de linux nos encontramos la cuestión política. En la comunidad linux existen dos grandes movimientos, el de software libre liderado por la Free Software Foundation y cuya cabeza visible es Richard Stallman, y por otro lado está el movimiento Open Source (Código Abierto) cuya figura más conocida es Linus Torvalds, también mucho más conocido que Stallman. Los dos movimientos tienen mucho en común, los dos defienden linux y el software libre, pero mientras el Open Source es apolítico y no descarta a las empresas con ánimo de lucro, el movimiento de Software Libre siempre quiere incluir las cuestiones filosóficas y se podría decir que es de una ideología política de izquierdas. Los movimientos se confunden o se quieren confundir y así es fácil atacar a linux metiendo el miedo a la izquierda. Y es que se trata de una comunidad linux y de software libre que funciona igual o mejor que las empresas de software patentado, porque ofrecen un producto gratuito al mismo nivel que el ofrecido por las empresas más ricas del mundo, y con una vocación democrática y una estructura de funcionamiento participativa que no presenta problemas, cuando se está acostumbrado a una estructura empresarial piramidal y estratificada, lo que podría romper los esquemas mentales de mucha gente.

Linux muerto

Hace pocos años se sucedieron los intentos de migrar a linux por parte de algunos gobiernos locales europeos, los ejemplos más conocidos fueron la ciudad alemana de Munich y el proyecto Linex de la Junta de Extremadura. En el caso de Munich aparecieron noticias sobre una vuelta atrás a Windows en todos los medios especializados, las dudas surgieron aunque no parecen ser noticias totalmente ciertas. Mientras que Linex, un proyecto muy conocido fuera de España y que ha recibido varios premios y elogios, fue desmantelado con la llegada de la derecha al gobierno de Extremadura. Otro ejemplo fue el anuncio del portátil OLPC para los niños de países menos desarrollados, un megaproyecto que tuvo una gran repercusión que no ha obtenido los resultados esperados: desde el comienzo con numerosos problemas y por los movimientos por parte de Microsoft-Windows e Intel (el primer OLPC usaba un procesador AMD). Son ejemplos de como los intereses políticos, probablemente junto a la corrupción, juegan en contra de linux.

1,6 es una de las últimas cifras publicadas, es el porcentaje de uso de linux entre los usuarios. Creo que muy pocos de los que conocen linux se lo pueden creer, pero así es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s