La singularidad de Android dentro de linux

Android es el sistema operativo más utilizado en los teléfonos móviles (más del 80% de los móviles en el mundo) y tablets (el 68 %), por encima del iOS de Apple y con el resto de sistemas operativos muy por detrás. Android también está en televisores, relojes smartwatch, coches, mediacenters, etc.. A menudo se pone como ejemplo de éxito de linux, lo hace desde Linus Torvalds, el creador del kernel de linux, hasta los usuarios normales que escriben en internet. Sin embargo, decir que Android es linux debe ser matizado, y sobre que sea software libre ya que hay una campaña de la Fundación para el Software Libre para la liberación de los móviles con partes cerradas.

Robot Android libre

Android está basado en un kernel de linux sobre el que corre un entorno Java, en la actualidad Google utiliza OpenJDK, la versión libre del Java de Oracle (antes Sun), entre otras cosas por los litigios que mantuvo con Oracle por patentes de la versión no libre. Las aplicaciones que se programan para Android se basan en Java, un lenguaje de programación diseñado para ejecutarse en multitud de dispositivos, desde ordenadores hasta electrodomésticos, con la característica de ser muy seguro al ejecutarse los programas en una máquina virtual Java que puede aislarse del resto del sistema operativo. El código de los programas Java no es binario, es bytecode para ser fácilmente compatible con otras plataformas, también es más lento, aunque desde Android Lollipop (5.0) una nueva máquina virtual ha modificado el modo de ejecutar las aplicaciones para aumentar el rendimiento.

Google ha decidido sacar una nueva versión de Android cada poco tiempo dejando abandonadas las anteriores, con la consiguiente acumulación de fallos de seguridad para los usuarios que no actualicen el móvil o no compren otro. También Google ha hecho un sistema operativo muy dependiente de sus programas y servicios online, esto no es diferente en su competencia de código cerrado: Microsoft-Windows y Apple-iPhone.

A pesar de todo, la comunidad de software libre prefiere Android antes que Windows e iOS, Android permite mucho más ser estudiado y manipulado por parte de usuarios avanzados y también lo pueden aprovechar los usuarios normales. El principal problema de Android para el software libre son los controladores, cada fabricante decide si los hace libres y prácticamente ninguno es libre, por lo que no se puede instalar una nueva versión de Android ni hacer modificaciones si no va a funcionar la función de teléfono, el GPS, el sonido, etc. Los usuarios están subordinados a las actualizaciones de Android que ofrezca el fabricante, que en la inmensa mayoría de los casos lo hacen durante poco más de unos meses, si no menos, y en no pocas ocasiones el móvil o la tablet no recibe ninguna actualización. Aunque su instalación no es un proceso sencillo, para algunos móviles usuarios sacan las nuevas versiones de Android de forma no oficial, lo que se conoce por cambiar la ROM al móvil, por ejemplo es el caso del sistema operativo CyanogenMod, compilando desde el código fuente común que proporciona Google y, si están disponibles para un modelo de móvil, añadiendo controladores desde su código fuente gracias a la ingeniería inversa y controladores binarios específicos para cada versión de Android, con los que el funcionamiento puede no estar del todo libre de bugs, además cada versión nueva de Android suele ir cada vez más lenta en móviles que van quedando anticuados.

Google Play

En Android se pueden instalar aplicaciones individuales y no faltan las aplicaciones piratas, aun con el riesgo de seguridad que acarrean, pero la mayoría de las aplicaciones de Android se adquieren o descargan a través de la tienda de aplicaciones de Google ya que es la que viene preinstalada en todos los móviles. Aunque muchas aplicaciones sean gratuitas ninguna es libre al no ofrecer el código fuente. Hay otras tiendas, una de software libre en exclusiva (F-Droid), la tienda comercial de Amazon también es un poco conocida por sus ofertas aunque obliga a tenerla instalada siempre o se borrarán todas las descargadas, y los grandes fabricantes de móviles suelen preinstalar una tienda comercial propia, pero la tienda de Google Play generalmente es la única utilizada por el gran público. Aparte, algunos de los programas básicos de Google para Android no son software libre y no se pueden distribuir libremente con Android, mientras que aplicaciones imprescindibles como WhatsApp son de código cerrado y es muy difícil que una alternativa libre le haga competencia. Por si faltaba algo, muchos de los fabricantes de móviles que utilizan Android deben pagar royalties por varias patentes de esas ridículas de Microsoft, y los que no pagan están a la espera de ser demandados, resulta irónico que Microsoft gane mucho más por Android que por su Windows Phone.

Eclipse con el emulador de Android

Sin duda el gran valor comercial de Android es la tienda de aplicaciones Google Play por la cantidad y variedad de aplicaciones, muchas de ellas gratuitas. Para desarrollar una aplicación Android son necesarios conocimientos del lenguaje de programación Java, que es complicado aunque se lleva usando desde hace muchos años, luego el lenguaje Android específico proporciona algunas librerías de programación con funciones para el teléfono y las aplicaciones Google con las que hacer algunas cosas fáciles, por ejemplo mostrar una página web o mostrar la posición GPS en Google Maps. Están disponibles muchos tutoriales y herramientas de desarrollo, la más utilizada está basada en Eclipse, en ella se instala un emulador Android para probar el código en diferentes versiones de Android, una vez depurada la aplicación se puede empaquetar el archivo de instalación para las versiones de Android que se elijan. Después se puede registrar una cuenta en la tienda Google Play, previo realizar un único pago de 25 dólares, y publicar las aplicaciones. Las aplicaciones pueden ser de pago, entonces Google se queda con un 30 % de cada venta, o gratuitas, en este caso lo más normal es que el programador incluya publicidad o ads dentro de la aplicación por los que cobra una pequeña cantidad por cada anuncio que se muestre a los usuarios. La aplicación de la tienda se encarga de actualizar automáticamente las aplicaciones a todos los usuarios cuando el programador saca una nueva versión. Naturalmente, si Android fuese software libre como linux no habría aplicaciones de pago ni publicidad, y el control de la seguridad sería mucho más efectivo, pero lamentablemente es un producto de una empresa con ánimo de lucro, Google, y ha procurado que así sea aprovechándose del software libre.

BlackBerry Priv
BlackBerry Priv

Tal es la importancia de la tienda de aplicaciones de un sistema operativo móvil que es muy difícil que la competencia pueda siquiera tener una oportunidad, ni el todopoderoso Microsoft con su Windows 10 para móviles las tiene todas consigo por su pobre tienda de aplicaciones. Otros como Blackberry sacó su sistema operativo compatible con Android y ya su último teléfono móvil es totalmente Android con algunas aplicaciones exclusivas para aumentar la seguridad. Tizen y Sailfish OS son otros sistema operativos basados en linux compatibles con Android.

Plasma Mobile
Plasma Mobile

En el software libre las propuestas de un sistema operativo para móviles también dependen de su compatibilidad con Android, Firefox OS acaba de ser abandonado cuando se anunciaba su futura compatibilidad, mientras que Plasma Mobile tiene prevista su próxima compatibilidad con Android. Unos desarrolladores de CyanogeMod han creado una empresa y ya se venden móviles con este sistema operativo, que es un Android muy poco modificado. Ubuntu Touch para móviles, por su parte, no quiere la necesaria capa de compatibilidad con Android que no ofrecería un rendimiento óptimo, espera que las aplicaciones más importantes de Android sean portadas pronto, pero si no lo consigue puede acabar mal. También es posible el dual boot con estos sistemas operativos en algunos móviles Android.

Ubuntu linux en Android
Ubuntu linux en Android

Aunque generalmente requieren ciertos conocimientos, gracias a la gran porción de software libre en el que se basa Android son muchas las aportaciones de los usuarios: aplicaciones con funciones avanzadas, ejecutar una distribución linux completa y poder instalar ROMs no oficiales con la última versión de Android para algunos modelos, hasta una versión x86 para portátiles u ordenadores domésticos. Los usuarios no avanzados están a expensas de que el fabricante actualice el Android de su móvil o tablet, cuando salen versiones con actualizaciones de seguridad o cuando Google saca una versión nueva de Android (aproximadamente cada año), siendo los Nexus de Google los únicos móviles con los que se pueden asegurar actualizaciones oficiales durante un tiempo y también suelen ser los móviles más compatibles con otros sistemas operativos. Que Android sea mencionado como parte de linux parece algo pretencioso ya que Google y los fabricantes de móviles se han encargado de explotar sus características comerciales. Al contrario que en linux, en el comercial Android parece primar poco el fomento del conocimiento del software libre y mucho la cultura del usar y tirar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s